El Yoga terapéutico es una práctica principalmente enfocada en recuperar las salud a nivel físico, mental, emocional y energético. Una clase de Yoga terapéutico ofrece una práctica adaptada y accesible a las capacidades del alumno, independientemente de la edad o condición de quien lo practica.


¿Qué es el Yoga y cuáles son sus beneficios?

Entrar en la esterilla para practicar una sesión de Hatha Yoga es iniciar un viaje sobre una alfombra mágica cuyo destino, la mente, no puede ni tan siquiera imaginar.

Casi todo el mundo conoce las excelencias del Hatha Yoga, el yoga físico, y de sus asanas, las posturas que lo caracterizan, y que a través de ellas,  podemos escuchar a nuestro cuerpo y percibir los mensajes que nos envía, siendo un proceso de sensibilización en el que la conciencia empapa, cada órgano, tejido y célula de nuestro cuerpo, repercutiendo en todos los sistemas del organismo físico, emocional y mental dotándolo de armonía, equilibrio, plenitud, claridad, intuición, fuerza, flexibilidad, aumento de los niveles de energía, concentración, etc.

Sin embargo, hay algo que siempre debiéramos recordar: antes que nada, el Hatha yoga es el inicio de una relación de amor con el cuerpo, y una relación de amor sólo puede estar basada en la escucha atenta.

Escuchar el cuerpo, sentirle, percibir todas sus necesidades, conocer sus limitaciones y respetarlas, sin obligarle a traspasarlas, al tiempo que se descubren sus posibilidades de contracción y expansión, relajación y tensión, flexión y extensión, estiramiento y rotación, es decir, conocer en mayor profundidad nuestro cuerpo.

Se inicia la sesión con una toma de contacto con el cuerpo y la respiración. Continua con un ejercicio preparatorio a la práctica de asanas (posiciones de yoga) y finaliza con una relajación profunda,

“Durante siglos la ciencia del Yoga se mantuvo en secreto. Es un regalo que hoy en día, parte de ese  secreto esté disponible.  El  Yoga es una vía para despertar el potencial latente del Ser humano. Conduce al practicante desde  lo físico a lo sutil. Del bienestar de un cuerpo sano, al gozo de una respiración plena. De recuperar  el sabor de la relajación, a renacer y volver a ser. La esencia del Yoga se encuentra más allá de las  palabras. El silencio es su alimento y su práctica principal es la atención constante a cada  momento. Afortunados los que descubren el Yoga, dichosos  los que lo practican, libres los que llegan a experimentarlo.

Una ciencia del alma que lleva más de cinco mil años sin pasar de moda tenía que ser por algo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad